Próxima Reunión: miércoles 03 de JUNIO de 2020, 10 hs. ¡¡ FELIZ 2020 !!

http://www.apoaenelmoyano.blogspot.com/ ES EL BLOG DEL TALLER DE POESÍA DE APOA EN EL HOSPITAL MOYANO - Correo electrónico: poetasdelmoyano@gmail.com - Hospital Dr. Braulio Moyano: Brandsen 2570, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina.

IMPORTANTE: VER AL PIÉ DE ESTA PÁGINA EL "ORGANIZADOR / ÍNDICE" (desde donde se puede llegar directamente a todas las entradas del blog).

"Luna enlozada", "La Juntada", Mariana Kruk, Contitución, Lorena... y Daniel que mira

Una mirada es lo que nos pasa, lo que miramos (de alguna manera no siempre "convencional")...
Por lo general, en el blog, aparecen "miradas" de las reuniones del Taller... y también sirve que en las "miradas" entren aquellas situaciones que nos conmueven desde algún lugar...

En la noche del miércoles 29 (que recién pasó) compartimos el programa de radio de APOA "Luna enlozada" con parte de lxs poetas que integraron "La Juntada" (poesía joven argentina -de todo el país- con poetas menores de 30 años) en este octubre, en su IV edición, en este 2012.

Antes, como sucede en cada programa, comenzamos escuchando una grabación... una charla con alguien que nos trae (de alguna manera) una luna... y esta noche (de luna llena) nos acompañó la (joven) poeta Sabrina Szewach...
Quienes estuvieron en estudios fueron: Lucas Tolaba, Priscila Vallone, Mariana Kruk, Kevin Joyce, Mariano Ezequiel Martin, Roña Montaña...

Por orden de aparición, Mariano vino -y fue otro (otro que el que muchxs vieron en "La Juntada")-... después fue Mariana (y parte de la emoción, de la sorpresa)... después Kevin (con mucha música a cuestas... y poemas)... después Lucas (un "reincidente" de lunas enlozadas)... después Priscila (la que se esconde y la que no)... después Roña (también regresando... y estrenando la participación de su guitarra en el programa de hoy)...

Muchos poemas, muchas palabras, mucha ebullición...


El programa puede escucharse en

http://arinfoaudios.homeip.net/download/luna29112012.wma

(si no funciona el enlace, quizás sirva probar abrirlo desde otro explorador de internet)



La noche pasa... y las emociones (las propias) decantan... se van acomodando... o no...
Algunos correos electrónicos, algunas tareas, alguna idea (perdida).

Hacer un camino... recorrer (en la noche) lo que fue un verdadero ENCUENTRO...

Digo: NO SE PIERDAN "Luna enlozada".
Vuelvo. Necesitaba un correo.
Digo. Me cuesta volver cuando todavía tiembla la piel.
No sé por qué... y fue el camino.


Dije (me dije): "La Juntada"... y fui. ¿¿Cómo llegar??

http://apoalajuntadapoesia.blogspot.com.ar/


Sin mucho orden vi a Kevin Joyce... y dice en el blog de "La Juntada":

Sed

Fuimos ese trago seco
que carraspea la garganta,
quemando las ropas del encuentro.

Nuestra cien vegetal
de sol a sol
encontró el encierro.

Hoy puedo decir
que fuimos un cardo seco
añorando un árbol
que en su invierno
siembre flores de agua.



Después vi a Mariano Ezequiel Martín diciendo:

Mete miedo.

Soy el encapuchado que te persigue a las 4 de la mañana
Soy un testículo de travesti que se escapa por la minifalda
La cortada de rostro de una mina que está buena
El bondi que pasa antes llegar a la parada
Soy uña encarnada.
El segundo y tercer día de una menstruación
Un vino de cartón que sale un peso veinte
La furia de un cago a las apuradas
Respiro la violencia de la ciudad
Consumo noticias que no necesito
En la política son todos unos hijos de puta y tomo mates con mi abuela mirando a Rial
Repito tinelli, iudica, listorti
Soy el vientre de Maru Botana
Voy de mal en peor
Y para otros el día de mañana
Seré algo
Que mete miedo.



Voy y vuelvo casi al mismo tiempo. Entonces el poema es de Roña Montaña... y dice (en una de sus partes):

II

Detrás de estos barbijos
Los discos encienden su filo
Al llegar a estas cimas
Las nucas se resuelven en chispas
Al bajar la cerviz
La masa merodea nuestros miembros
El abismo se hace infierno
El polvo que todo lo cubre
Deviene en incienso
Jamemú jamemú
No hay duro que no se ablande
Mi mejor amigo es un tanguero disfrazado de obrero
Él me ofreció esta amoladora
En el preciso momento
En que las amas de casa nos escoltaron nos barrieron

Guiado por el llamado que resuena
La primera capa de mi cebollacerebro
Pensé decapitar uno a uno
Cada pulgar
Oh volver a ser salvaje
Inocente como un salvaje
Cuando las muñecas han sido quienes jugaron con nuestras niñas



Sé que puedo encontrar a Lucas Tolaba con luna (una, muchas)... y lo acerco -en luna-:

Tunal tú

Aura tu luna seca de manos invisibles que acarician este valle de miradas perdidas, un velo delgado de pálpitos acelerados me toma los ojos con fuerza centrífuga; de noche estos ojos muerden como los lobos muerden el fuego, y de estrépito a momento un delgado hilo de púas se retuerce de sol y luna al imploro de que por favor que te lleves despacio este dolor de cama vacía. Una lágrima es capaz de partir el cosmos pulverizando cada estrella a un ínfimo pedazo de lava, entiéndase qué tanto arde la lluvia sobre un río tan seco, sobre una perla de desierto, como sal en la llaga de los días.

Los silencios hablan: dicen que al calmar el exhalo se escucha a la noche bajar por la espalda.



También sé que para encontrar a Priscila Vallone tengo que "viajar"... con ir adonde dice "Entradas antiguas" llego a donde estás lxs poetas que fueron parte de "La Juntada - 2011"... para ir al encuentro de las palabras... quizás me pregunte de qué se trata... quizás Priscila me responda (o no)... y dice:

Se trata entonces

Crepitar el océano entero al ras de la memoria en el momento preciso de sentarse al filo del aire frente al abismo con el pecho entre las manos desplumándose mientras otro pájaro observa y enmudece. Un corazón dado vuelta a los confines subterráneos, hundido sobre la tierra y los ojos que se someten a la locura de permanecer despiertos el tiempo que transcurra cada latido en línea recta al pálpito como si el cerebro pudiera hacer que por fuerza mayor el corazón retornara al plumaje y que al pájaro observador le volviera la voz, como si la mirada pesara cien años y fuera más sombra que la noche desenvuelta en aquellos rostros delicados que prendieron de supervivencia el cuerpo humano en desespero el cuerpo animal sometido a la respiración constante dentro del agua el océano externo y un fuego negro creciendo lento en el plumaje bajo tierra No hay quien sepa inhalar el fuego. Exhalar el corazón. Contraerse de manera mínima en las posiciones que ofrece la tierra ser barro o ser nada el pájaro se despluma conforme el pecho se recubre de la reminiscencia pasada que llevó el gris de la infancia a un viaje exhaustivo por cierto ríos de sangre inmóvil donde se tiene uno entre las manos como un pez que nada lleno de nostalgia lleno de suplicar por agua y asentarse sin embargo en las mudas visiones del universo, que nos observa con ojos autómatas miradas diluyentes que nos reinventan en una sinfonía táctil la ausencia nos observa y el pájaro se despluma No hay quien respire el fuego o tenga el redoble verbal necesario para adentrarse en la tierra canto de océano latido de pluma pájaro mudo Yo busco mis manos y suelto los ojos/ he tenido la certeza animal de verme desde el fondo, desde los origines del silencio que me dejaron muda en medio del aire frente al abismo que me mece o me sustrae con el pálpito entre las manos y una infancia que transcurre gris entre los ríos de mi sangre donde me incendio el plumaje entero a través de rostros que me miran rostros que se fueron un pájaro me mira, canta. Hasta que cae cien años la noche y su sombra arrastra el corazón bajo el barro que amanece.



Vuelvo... dice "Página principal". Busco a Mariana Kruk. Hay poemas... y "un algo" que (quizás) explique sus sentires, sus poemas... también hay un enlace. ¿¿Qué pasa si sigo esa pista?? Mariana nos invita a arder con ella... casi dice que es "su oficio"... ¿¿vamos??

http://www.deoficioarder.blogspot.com.ar/


De nuevo la sorpresa, la palabra que sorprende.
¿¿Cómo será estar despierto a las 7 de la mañana?? ¿¿Cómo será Constitución??
Mariana nos cuenta su manera de verlo (hecha poema):

Constitución a las 7 de la mañana.

esta debe ser, sin dudas,
una de las primeras alarmas del verano:
que sean las 7 de la mañana
y que el sol ya empiece a picar.
ahí está la autopista ardiendo,
ella no distingue esto,
ella sí que nunca duerme,
es la verdadera insomne.
una pareja se abraza contra un caño,
él le toca el culo,
marca su cuello para que todos sepan,
ella se resiste de mentira,
porque en algunos barrios,
aunque cueste creerlo,
todavía existen esas estrategias femeninas.
latas vacías en los rincones indican
que la fiesta terminó,
uno quedó desplomado en el piso
y duerme como un ángel caído,
otros duermen ahí porque no les queda otra,
porque La Plaza es su única casa,
el piso de un solo ambiente con un techo corredizo
que quedó trabado un día
y no se volvió a cerrar nunca más.
el café con leche de ese termo,
ya viene azucarado y le pasa el trapo a cualquier otro
de esos que venden las cadenas multinacionales
para extranjeros y oficinistas,
siempre le digo lo mismo al señor que me lo sirve,
no me lo llene tanto, que soy torpe.
se ríe. me sirve. le pago. lo agarro,
y siempre se me cae un poco.
están también los otros vendedores,
los de pilas, lentes de sol y lentes de ver
con un aumento estándar que nos iguala
en chicatez, en miopía,
están los que tienen en un mismo puesto
collares luminosos, despertadores,
promociones de alfajores
y gomitas embolsadas,
las de colores y las verdes,
siempre compro las segundas
y me indigno porque no saben a menta.
están las personas que van a trabajar,
los resignados, con la cabeza gacha,
esos que ya no se preguntan si algún
día podrán ir a la cancha o almorzar en familia,
y están los otros, los que mejor me caen,
los que miran con rencor al menos,
a mí y a todos los que estamos yendo
a acostarnos un domingo de mañana.
está, claro, mi paso obligado,
la punta del ovillo de este poema,
la parada del “trucho”.
y al lado, por suerte,
el señor de los panchos,
siempre, sea la hora que sea,
el día que sea, el tipo está ahí,
con el puesto abierto, sudado, laburante,
es mi guardaespaldas,
es el hombre que me hace
sentir segura en cada una de mis esperas,
un día le voy a contar
el alivio que siento al verlo cada vez,
un día le voy a preguntar cómo se llama,
un día le voy a decir gracias.
está también, existe, sobrevuela,
un algo nos unifica a todos,
que nos mete en la misma bolsa,
que nos convierte en pares.
en Constitución a las 7 de la mañana
todos, por el motivo que fuera,
estamos desahuciados,
estamos rotos.
me miro y me reconozco,
soy parte de ese apocalipsis diario,
con la remera manchada de café con leche,
encendiendo otro cigarrillo,
pensando en que quiero llegar ya a casa
para ver si me respondiste
el mail que te mandé.



Justo en este momento, con esta palabra, lo que era el programa de radio deja de sonar... porque (no sé si lo dije) estaba escuchando "Luna enlozada"... reviviendo lo vivido... re-disfrutando...

Por otro lado, estaba en el lugar justo donde se encuentran Mariana y Lorena (sin conocerse... o quizás se conozcan desde siempre, desde todas sus vidas)... pienso en Lorena y sus "Cinco partes para un poema"...

http://apoaenelmoyano.blogspot.com/2010/09/reunion-miercoles-15-09-2010-los-poemas.html

... como pienso en Lorena y su "Estación de fuertes"

http://www.apoaenelmoyano.blogspot.com/2012/01/reunion-miercoles-25-01-2012-lorena.html


Quizás llegar a cerrar una mirada donde se encuentran... o abrirla.
Lorena y Mariana con dos miradas de un mismo lugar (o no).
Mariana y Lorena juntas en la distancia... como todxs, como cada unx en esta noche de luna llena.

Gracias a quienes me acompañaron (en la soledad y) el silencio de esta noche única, inolvidable. Gracias por hacerla posible.

Daniel Grad.

No hay comentarios: