Próxima Reunión: miércoles 30 de AGOSTO de 2017, 10 hs. ¡¡FELIZ 2017!!

http://www.apoaenelmoyano.blogspot.com/ ES EL BLOG DEL TALLER DE POESÍA DE APOA EN EL HOSPITAL MOYANO - Correo electrónico: poetasdelmoyano@gmail.com - Hospital Dr. Braulio Moyano: Brandsen 2570, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina.
IMPORTANTE: VER AL PIÉ DE ESTA PÁGINA EL "ORGANIZADOR / ÍNDICE" (desde donde se puede llegar directamente a todas las entradas del blog).

La nota de Roberto Cignoni: "Jorge Santiago Perednik: entre el despertar de la palabra y la palabra del despertar"



Jorge Perednik: entre el despertar de la palabra y la palabra del despertar.

Jorge escribiendo sin mano obediente, sin mano dispuesta a realizar un plan, Jorge encantado por el poema que se dirige hacia donde la peripecia lleva, desalentando en el ahora de unas palabras lo grandioso o sublime de cualquier proyecto.
Jorge en el poema de las metas canceladas, en el vibrar de un movimiento de pérdida, en los ritmos que hablan la fe de un juego inasible. "El poema escrito no es el poema imaginado, el poema leído no es el poema escrito, el poema que se comenta no es el escrito, no es el leído".
Jorge afirmando que si la poesía sirve es porque no resulta utilitaria, que si se dice valiosa es porque no se somete al intercambio que propone el valor. "Se podría decir que la poesía, si sirve para algo, es para que se deje de pensar en la utilidad como medida del mundo". Jorge descontándose en sus poemas a la servidumbre que cualquier orden impone a las palabras y a las cosas.
Jorge contra los atajos de comodidad, contra las clasificaciones que sitúan y tranquilizan, contra los esquemas organizativos que buscan reprimir el mundo complejo e incomprensible que atraviesa por todas partes. Jorge al calor de la gran aventura del pensar, desplegándose al margen de los compartimentos y periodizaciones que procuran, bajo la ilusión de alguna certidumbre, contener y dominar. "Tal vez no sea posible avanzar o tener acceso sin las generalizaciones, pero tan sólo se puede conocer cuando se va más allá de ellas".
Jorge luchando por una cultura en que la razón crítica y la pasión movilizadora sepan amarse sin renuncia, en que el desacuerdo y la incomodidad del pensamiento provocador se hermanen a la entrega sin reparos y el delirio fecundo. Jorge persistiendo para que la lucidez y el riesgo se abran a espacios que jamás se conquistan, a lenguajes en los que ninguna certeza sedimenta.
Jorge contra los regímenes adorados de la época, contra los cielos modales y homologadores de los hechos. Jorge desistiendo de todo frotis generacional, donde las voces se comprimen por su reunión bajo un momento histórico y resultan propuestas en serie como surgimiento de lo nuevo. Jorge aún desmontando los apareamientos con que insiste la tendencia, cuando pretende integrar, en un cuerpo identitario, lo que sólo puede asistirse bajo una atención y un recorrido singulares. Y Jorge por el jamás de los altares literarios, diluyendo la figura del Autor como presupuesto y garantía de los escritos, bregando para que éstos no dejen de construirse asombrosamente desde el abrazo irreductible con cada lector.
Jorge tan joven y tan viejo, desconociendo el límite entre tradición y ruptura, desplazando cualquier extrema concesión al pasado o a la contemporaneidad. Jorge sin forzar a la palabra de hoy bajo los logros de la recibida, a la palabra de esta época por las promesas de la venidera; Jorge alumbrando el signo como viejo y nuevo a la vez. "Todo lo que ha sido hecho vuelve a encontrarse de modo diferente, todo lo que aparece como transformador se incorpora al acervo".
-Jorge, de cualquier modo, contra las instituciones de la lectura y la receptividad, embargado por el sonido de una palabra sin ascendencia o condición.
Jorge en los bordes, en los bordes siempre, alumbrando, asistiendo, impulsando contra toda resistencia la revista XUL, dando lugar a las poéticas segregadas por los medios oficiales u oficiosos, los medios y los discursos de la moral literaria en boga; Jorge amparando los claros para forjar sin restricciones y a partir de cualquier dominio los cómos adecuados del poema. "XUL publicó las poéticas que en su momento escandalizaban y que nadie se atrevía a presentar, a autores desconocidos que poco después serían considerados los protagonistas de su época. Confió en que la voz más interesante y potente en poesía es la que habla operando, cooperando y siendo operada desde, con, para y por el lenguaje. Descubrió a la escritura de su país un universo diferente al usual. Para iluminar otras tierras y otros horizontes de la literatura argentina le bastó simplemente con fabricar un espacio y dar entrada en él a una parte de la poesía que no tenía lugar".
Jorge por tanto y tanto aprender, devolviéndose con humor generoso ante la insuficiencia de las explicaciones, donándose en su voluntad y cualidad docente a talleres y seminarios, a encuentros polémicos y conferencias esclarecedoras; Jorge creando, con incisión visionaria, el Colegio de Altos Estudios en Poesía, celebrando junto a sus asistentes el entusiasmante cultivo de los dones. Y en lo cotidiano o naturalizado de una apertura, insistiendo con traducciones y antologías, con libros y propuestas de jóvenes escritores, activándose en obras cuyo ámbito ya no resulta la página escrita sino la materia sonora, espacial, escénica o virtual; Jorge ofreciendo a los poetas de estas expresiones sus firmamentos teóricos y su presencia convocante. Y aún, y tal vez por siempre, Jorge soportando erguido las injurias, exponiéndose frontalmente ante cualquier camarilla, mientras produce una grieta irreparable en las nociones acostumbradas y desnuda, con su solo proceder, cómo las cabezas complacientes se reclinan solícitas y evitan cualquier trance a sus carreras prometedoras. Jorge en los dolorosos márgenes críticos del pensamiento y el lenguaje.
Y aún, aún...
La gracia, al fin, se abre para aquél que concede la palabra como acto y el acto como palabra, abrazando sin mediación el recomenzar perpetuo del mundo y de las cosas.
Desde Jorge, inclaudicablemente, el florecer encantatorio de la palabra en ausencia de la Suprema Palabra.
Desde el gesto que no dejó de alentar, el abrazo para todos en el poema infinitamente habitable.
Desde el que aquí hoy se apura a escribir, la pena, y enseguida el coraje que debe sostenerse para honrar el libertario legado de un amigo.

Roberto Cignoni.

No hay comentarios: